¿Sabes quién es tu cliente ideal? ¿Qué es lo que necesita, lo que busca y qué puede hacer tu empresa para poder ayudarlo?

En marketing, los buyer personas son una “representación semi-ficticia de tu cliente ideal”Es semi-ficticia porque aunque no estamos hablando de una persona real, el modelo fue creado a partir de información de usuarios reales. Esto nos va a ayudar a definir quién es este tipo de personas a las que queremos atraer y convertir; y sobre todo nos ayuda a humanizar y entender con mayor detalle a esté público objetivo.

Desarrollar tus buyer personas será un ejercicio fundamental para la creación de contenido, diseño de producto, seguimiento de leads, ventas y cualquier otra actividad que esté relacionado con la adquisición y retención de clientes.

¿Cómo crear buyer personas?

Definir correctamente el buyer persona, en ocasiones, puede ser un proceso algo complejo.

Es muy probable que tu empresa no tenga un único perfil de cliente ideal. Si tus productos o servicios pueden ir dirigidos a tipos de usuarios diferentes, tendrás que crear un buyer persona por cada segmento de cliente ideal. Por ejemplo, una pequeña tienda de telefonía o un concesionario de coches, puede vender sus productos a profesionales y particulares; en ese caso se deberían crear, mínimo, dos buyer persona.

Con la definición del buyer persona , debes de ser capaz de conocer en profundidad a tu cliente ideal. No se trata de tener una idea superficial del cliente potencial. Se trata de conocer al detalle sus preocupaciones, aspiraciones e inquietudes, y cómo los productos, servicios y atención que tu empresa le ofrece, pueden ayudarle a solucionar sus problemas.

Como crear una buyer persona

Para crear una buyer persona sólo tienes que hacer las preguntas correctas a las personas adecuadas. Aquí te dejo con algunas de las pautas que puedes seguir:

  • Definir un perfil personal y profesional de la buyer persona: nombre, edad, sexo, estado civil, nivel de estudios, tipo de trabajo o carrera profesional, donde vive…

 

  • Tipo de cliente: Un negocio puede tener diferentes buyer personas. En muchas ocasiones no tenemos un solo tipo de cliente ideal, ya que podemos dirigirnos a autónomos y pequeñas empresas, por ejemplo. Tan solo con esa diferenciación, ya tendríamos que crear dos tipos de buyer personas con nombres distintos. Tan solo asigna un nombre a cada uno en este paso.

 

  • Comportamientos: En este punto, hay que hacer un examen a fondo del comportamiento de tu cliente ideal¿Prefiere leer entradas de blogs? ¿Es consumidor de contenido en vídeo? ¿O quizás prefiere recibir el contenido en su email? De hecho, puede que ni siquiera le guste leer contenido y que prefiera una llamada o cualquier otra acción directa. Que tipo de redes sociales utiliza, como interactua en ellas… Este paso, te ahorrará realizar acciones inútiles que nunca llegarían al buyer persona. Si sabes exactamente  qué es lo que hace y lo que le gusta, podrás servirle en bandeja tu contenido en el formato más adecuado.

 

  • Objetivos: ¿Cuál es el objetivo principal del cliente? ¿Cuáles son los secundarios? En esta fase, necesitas que es lo que quiere o necesita el buyer persona, que producto o servicio puedes ofrecerle. De esta manera podrás comunicarle de una manera mucho más sencilla que lo que ofreces es la solución para ese problema y, por lo tanto, una opción interesante para contratar o comprar.

 

  • Retos y necesidades: A continuación, debes conocer a qué retos se enfrenta tu buyer persona. ¿Necesita liberar más tiempo en su día a día? ¿Quiere generar más ingresos con visitas gracias al posicionamiento web? ¿O simplemente necesita un curso de formación sobre una temática en particular? Saber qué es lo que ansía tu buyer persona sigue acotando el tipo de estrategia de contenido y los productos o servicios a vender.

 

Como ayudarlo

Una vez tengas definidos los objetivos y retos del buyer persona, debes hacerte esta pregunta: ¿cómo puedes ayudarlo? Puedes definir exactamente el tipo de producto o servicio a diseñar o cuál de los que tienes actualmente es aquel que encaja con sus necesidades.